61

Por Patricia Merello Guzmán – 20/03/2018

Chisteras, varitas, paraguas, peluches, pañuelos de colores… Huele a magia. Rostros ilusionados esperan impacientes a un espectáculo repleto de trucos y juegos que les brindará una experiencia emocionante. Dispuesto a atrapar al público con sus habilidades llega el Mago Charly, un joven que comenzó a realizar sus primeros juegos a los quince años, y desde entonces se ha dedicado a sorprender y desconcertar a pequeños y mayores.  Para él, “la magia es un arte como puede ser pintar o el teatro, pero tiene de especial que es capaz de crear ilusión y asombro en el espectador”.

Su inquietud despertó gracias a las improvisaciones de un chico de su barrio que le dejaron fascinado. Posteriormente, el amigo con el que acudía a estas actuaciones se apuntó a una escuela de magia. “Comenzó a aprender algunos juegos que probaba conmigo, eso hizo que me decidiera a estudiar magia”, recuerda Carlos Expósito. Embelesado ante los poderes de este arte, acabó uniéndose a la Asociación de MagosSevillanos (MMC) y al Círculo Mágico Internacional Don Bosco.

La elegancia del mago americano Lance Burton en un número de manipulación y palomas cautivó a este profesional que saltó del ámbito familiar a las fiestas de colegios, teatros, comuniones, cumpleaños, pubs y festivales. Además, no duda en regalar una pizca de magia solidaria en hospitales y asilos y ha participado en programas de televisión como la Banda de Canal Sur. “Empecé haciendo magia close up, también llamada magia de cerca, que es la que se realiza a pocos centímetros del ojo del espectador, pero hoy en día realizo casi todo tipo. Desde el juego de cerca hasta las grandes ilusiones en grandes escenarios”, comenta el mago.

Su imaginación desembocó en la compañía Magic&CO eventos, dedicada a la creación de espectáculos teatrales que combinen diversas disciplinas artísticas. Junto al mago Migue Ramírez y el mago Nolo realizó Chass!!… Recuerdas?.

Así, el Mago Charly ha dejado huella en diferentes tipos de público que requieren espectáculos adecuados a su edad. “Me encantan las actuaciones para niños ya que no se cohíben y dicen lo que realmente piensan. Además, los niños ven algunas cosas muy mágicas a las que el adulto no da importancia, y al revés”, afirma. Asimismo, considera importante que la exhibición esté enfocada a la edad que presenta la mayoría de los niños y niñas, por ello, se asegura de esta información antes de preparar su show infantil, que contempla características específicas.

“Las actuaciones destinadas a público infantil deben ser participativas, muy variadas y, sobre todo, divertidas. Los niños no están acostumbrados a permanecer en silencio y con interés en algo durante mucho tiempo, es por eso por lo que nuestra actuación no debe ser como una obra de teatro en la que el público se sienta, la ve y se va sin hacer ni decir nada”, explica el mago, que expone la relación existente entre la educación y la magia. “La magia despierta un sentimiento que atrae a los niños, por eso, un profesor que realice un juego en su clase va a conseguir despertar eso que hace falta para que se genere el proceso de enseñanza- aprendizaje”, manifiesta.  Actualmente, se ofrecen cursos a los docentes destinados al uso del ilusionismo como herramienta pedagógica innovadora y motivadora.

Por último, el intrépido mago anima a perseguir sus sueños a los jóvenes curiosos que se sientan atraídos por este universo. Mientras tanto, enseña algunos trucos en su blog proponiendo buscar nuevas formas de hacerlo. “La magia es ensayar, ensayar y mil veces ensayar”, asegura.

Deja un comentario